miércoles, 30 de noviembre de 2011

DYC RUNNING

Unos entrenan con Jack Daniel.

Los españoles lo hacemos con DYC.

Adjunto foto de la colaboración entre las destilerias segovianas y Paredes.


martes, 29 de noviembre de 2011

MEDIO MARATÓN ROCKERO VILLAVERDE



Es un Medio Maratón, en Madrid, el próximo 18 de Diciembre. Supongo que siguen siendo 21.097 metros.

La marca que busco es 58:23. Es la que tiene Zersenay. Me refiero a Zersenay Tadese. Ambos compartimos el mismo masajista y digo yo que algo se me habrá pegado.

Joder, me veo en el espejo y se me está poniendo una cara de eritreo tremenda.

Puede que quedar cerca del 1.30 sea suficiente. Realmente y para ser sincero con quedar cerca del 1.40 me daría con un canto en los dientes. (Lo digo sincero de verdad, no en plan sincero runner).

No sigo un plan concreto de preparación, solo me machaco a lo cafre y no siempre con mucho sentido ni sensibilidad. La carrera sirve para poner un hito en el año, para eso de no perderme entre tanto árbol, voy con todo incertidumbre, ¿cómo puede ser eso de no saber si estoy bien o no?, pues así estoy. Un día empiezo a correr me siento fenomenal pero en dos kilómetros pido la hora, otros días salgo con poca fe y las piernas disparan napalm. Un misterio. Bueno, le pondremos marca a ese misterio el próximo 18.

Así, inaugurada la micro-temporada de medio maratón, el lunes a media tarde inauguré la cuenta atrás con un 6x1000, que me salió malo malote de sensaciones aunque no tanto de tiempos:

3.50
4.07
4.12
4.00
4.13
4.44

En la primera se me fue un pelín la mano y eso que era la de subida. En las demás las clavé y en la última tuve que frenar para cruzar una calle y se me fue el crono un poco.

Esta mañana tocaban series cortas, 4x400-300-200-100, esta vez comenzando por el 400 en lugar de por el cien de otras ocasiones. Me ha sorprendido comprobar que he mejorado mucho en el 200, hasta el punto de hacerlos más rápido que mi compañero de series, y eso es una hazaña. En los cienes no hay color pero eso ya era lo habitual.

Los 300 y 400 salgo antes que mi compañero para tratar de ayudarle a mantener la tensión en los últimos metros, pero me sigo encontrando mal  a partir del 300, me disparo de pulsaciones, desaparece la gasolina y las piernas se me caen como bloques de cemento. Aún así estoy aprendiendo a terminar la distancia sin pararme.

Buenas sensaciones y mucho frío en las manos. Nuestro amigo burgalés-filosiberiano Jan estará contento.

Tengo un dorsal y dejo tierra de nadie con la promesa de un pronto regreso a esa zona runner que une el punto A de la meta del último maratón hasta el punto B radicado en el primer metro de preparación del siguiente.

Amigos de la zona de nadie, tranquis, a rodar como se pueda, a hacer series sin saber para qué ni a qué velocidad y a combinar entrenamientos anodinos con fracasos chandaleros, eso si, que no decaiga la cosa, mucho desconcierto sí, pero con alegría.

Huelo a sangre ....
... y a arroz....
.... ¿morcilla?.

lunes, 28 de noviembre de 2011

HAY DOS TIPOS DE HOMBRE

Los que compramos turrón y polvorones desde la primera semana de Noviembre.

Y los demás.

"Dura lex, sed lex".

Domingo: "rodajillo" de 10k a las 4.30 de la tarde, con la camiseta térmica y la de Mapoma 2009, bajos los efectos propios de un reciente cocido pantagruélico y los que me duraban de las dos porras y cinco churros de media mañana.  Entre el cocido y la temperatura terminé el rodaje en manga corta, para celebrar que viene diciembre en un par de días. 

Si no hay carreras ni entrenamientos exigentes no hay maratones ni maratonianos.

Hasta aquí hemos llegado.

sábado, 26 de noviembre de 2011

1971 - 2011

Ya no soy tiempo, soy distancia.
Soy dos pasos lanzados a la carrera.
Y otro.
Y otro más.
Soy distancia.
Soy Maratón.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Rodajes, mentiras, carreras y cumpleaños.

El mundo del corredor es la leche.


Hay mucho tapado, mucho mentiroso. Ayer tarde nos juntamos tres, uno le duele no se qué, el otro dice que ya no compite en nada y que no prepara nada y yo les conté que salía a trotar un poco. 


Pero ya sabéis, una vez que te pones a rodar ... al final abordamos los últimos kilómetros a menos de cinco y los quinientos metros finales a tope.


Allí nadie está en forma nunca.


Pinocho también era runner, un tapado de nariz larga.

Lo bueno del rodaje de menos a más es que poco a poco te vas entonando y nunca llegas a meterte en zonas de pulsaciones altas. Llegas a casa con las piernas tonificadas (no molidas) te recuperas perfectamente y quedas listo para entrenar a la mañana siguiente.

Y así lo he hecho, me he hecho 12k a menos de cinco minutos con buenas sensaciones.

Mi colega ha tenido que desechar el Maratón por circunstancias que no vienen al caso, en fin, una putada. Los dos hemos tenido mala suerte con el Maratón de segundo semestre, debe ser que el dios del running nos tiene reservado un dorsal para otro sitio.


Eso si, habrá que desquitarse con algo.

Este fin de semana es Canillejas y la de Pónle Freno, donde podría optar a ser sub.40 pero no creo que corra ninguna. De hecho la marca que seguro obtendré es la de supra40.

Si, me caen los 40 tacos este finde.

jueves, 24 de noviembre de 2011

CORRIENDO EN TIERRA DE NADIE

No se qué hacer este fin de semana, si correr un 10k con dorsal o hacerlo sin dorsal, si descansar el sábado para hacer una tirada larga (larga de verdad de las de 40k), o tirar por la montaña a perderme corriendo por algún sitio inhóspito, o atravesar la Casa de Campo por algún lugar nuevo e impracticable, o cruzarme Madrid de noche. 

Lo que sea me da igual mientras sea correr. Es lo que tiene correr en tierra de nadie.


Mi colega se marcha a correr el Maratón de Beirut _que no es tierra de nadie aunque se le parece mucho_ y lo hace con dos retos, uno es la esperanza de bajar de 3,20 y el otro, la de beber algo de agua durante la carrera. 

Confío más del primero que del segundo. 




martes, 22 de noviembre de 2011

SERIES UN MINUTO

Esta mañana hemos disfrutado de un estupendo amanecer bajo la lluvia fina y templada.

Lo hemos celebrado con unas series de un minuto. El promedio ha sido de 5.09 para los 11.76k que hemos recorrido, considerando que los cambios han tenido lugar en la parte central (15´ fuertes + 15´ flojos).

Venía de sufrir en la tirada larga y lo previsible era que petara a mitad de sesión, pero no fue así y me he visto sorprendido de la suficiencia de mis piernas.

¿Qué ofrecen estas series?. En circusnatncias normales, como lo pueden ser hacerlas en pista o bien en un trazado plano pues sinceramente no lo se. Si es como en mi caso, sobre un subeybaja continuo y una vuelta en plan "tóo pa´rriba", consigues un entrenamiento divertido y exigente, y es muy útil para entrenar el miedo a las cuestas en carrera: si afrontas una subida a cuatro pelado cuando llegan las carreras subes sin despeinarte.

Sigo surcando la tierra de nadie, sin problemas, al fin y al cabo los kilómetros siguen siendo kilómetros en cualquier parte.


lunes, 21 de noviembre de 2011

Soy un maratoniano sin Maratón, que es como decir que ni soy ni tengo, pero aun no siendo anhelo con tener aquello que tenido se es y te hace ser

Este domingo me ha salido una de mis peores tiradas largas. Con las piernas muy maltrechas de las series del jueves y con muy poca fuerza salgo de casa un poco antes de las ocho, al carril bici dirección casa de campo.

El carril bici es barato, lo caro son los extras:

Lluvia: 1000€
Viento ligero de costado: 500€
Charcos: 200€/km
Luz amanecer: 2.500€
Hojas amarillas otoñales cegadoras: 4.500€/km

Nos hemos dejado una pasta pero mereció la pena.

Los primeros cuatro kilómetros los hago trotando esperando a mi colega aquafóbico. Cuando llegó salimos a buen ritmo dirección Casa de Campo. La parte inicial transcurre sin novedad y a un buen ritmo por debajo de los cinco minutos, disfrutando del sitio y sintiéndonos afortunados de poder correr. Al llegar a la Casa de Campo, lo que tocaba era dar un par de vueltas y coger el metro pero surgió la propuesta de hacernos una Tapia y a eso no se le puede decir que no en un día como el de ayer.

Muchos corredores: atletas de élite, runners de los buenos y muchos populares. Allí no va cualquiera.

Pero fue entrar en la Casa de Campo y empezar  a sentir molestias en el estómago y una flojera repentina inexplicable. La más absoluta pájara, me quedé del todo desinflado y no podía ni llanear. Así que hasta el metro lo hice andando-corriendo.

Me salen 29k a un ritmo de 5.35.

Leia la entrada de Risco y me veo en esa tierra de nadie. Llevo entrenando mucho tiempo sin apuntarme a ninguna carrera. De dar tanto tumbo acabaré por derrumbar las paredes.

Soy un maratoniano sin Maratón, que es como decir que ni soy ni tengo, pero aun no siendo y menos aun teniendo, anhelo con tener aquello que tenido se es y te hace ser.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Qué pienso de correr cuando no corro.

Hoy descanso y pienso en mañana que correré.

Ahora que pienso en mañana me veo corriendo, no me acuerdo de las malas sensaciones, me imagino corriendo pero no son las imágenes del rodaje de ayer, corresponden a otro día, realmente no se si son reales ni si pertenecen a un único día. Solo se que me imagino corriendo, sintiéndome bien, ligero, no muy rápido, sin frío, sin agobios, sin pensamientos.

Se corre en sueños de forma muy parecida a como alguna vez hemos corrido.

Maratón es el deporte de la victoria.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Velocidad

El jueves unas series cortas 100-200-300. Todo empezó bien, bajo control. La primera suave, y la segunda, y la tercera, fueron cayendo fuertes pero sin explosividad, como si fueran unas series de mil con cambios de ritmo, sin pretensiones, sabiendo que "este no es mi rollo". Pero una cosa llevo a la otra y la sangre se iba calentando poco a poco, el tomahawk chocaba en mi pierna insinuándose desafiante. Vuelta de nuevo a los cien, doscientos y ya en el segundo trescientos me dejo ir sin pensar, metatarsos en posición, zancada libre, tronco en equilibrio, sensación de potencia y ya está liada. Huelo a sangre y cuando escucho "AHORA UN CIEN". Miro a mis compañeros de entrenamiento y les digo que aprieten lo que puedan que yo voy con todo. El tomahawk hizo lo que sabe hacer, cumplió su trabajo.

Salgo a la par que mi compañero pues el otro cayó en el décimo metro, le noto como se esfuerza por mantener el ritmo, le escucho su respiración y la cadencia de su zancada. Se que le puedo atacar cuando quiera y por donde quiera, ... pero le dejo vivir algo más, no quiero acabar tan pronto con mi víctima. Termino el cien con un par de metros por delante de él, a su alcance. Se que mira orgulloso de haber aguantado pero no sabe que hemos corrido a su ritmo, no al mío. Son catorce segundos. En ese tiempo me da tiempo a vivir dos vidas y media. Es demasiado.  

Al siguiente doscientos le dejo pasar, después en el trescientos le espero la primera mitad y en el 150 aprieto, metatarsos en posición de ataque, estiro la zancada y llegamos a la par. 

Último cien. Desolación. No hay aire que respirar. Solo una distancia de cien metros que atravesar como si fuera un cuerpo sólido. Pero soy un cuchillo que vuela. Me agacho, posición de salida, me contraigo. Soy feliz. Mi corazón bombea sangre y napalm. Dejo de ser persona y solo soy velocidad. Se que voy a volar, no tocaré el suelo, tan solo lo necesario para impulsarme. Y lo hago, le miro en la salida, y noto como reacciona. Mi mirada le dice que todo lo anterior era crueldad y que mientras me mira yo ya estoy volando, soy más rápido que sus pensamientos. No pestañees porque yo dejaré de estar ahí cuando vuelvas a abrir lo ojos. Braceo, me impulso, más potencia, cincuenta metros, más potencia, setenta, más potencia, ochenta, mucha más, me cuesta mantenerme en equilibrio pero me mantengo en linea, noventa, ignición, rozo el suelo, cien, termino, ciento diez y empiezo a bajar, me doy cuenta de la velocidad a la que voy. Vuelta a la calma con dificultad, el corazón está en lo más alto. En cien metros le saco casi tres segundos, y él no es para nada un cualquiera. Y sí, no puedo resistirme y hago la flechita de Bolt, son las 7 de la mañana, estoy en el carril bici y estoy chuleándome como un adolescente ante dos amigos cuarentones, padres de familia y magníficos corredores. Son los estragos de la velodidad.



El viernes rodaje suave y poco más. Previsión de tirada larga por la Casa de Campo para el domingo, para maravillarnos con lo que obra ésta estación en la CdC. Color y olores en unión de corredores, todos en sintonía, disfrutando de la vida y de sentirnos afortunados por poder correr.


miércoles, 16 de noviembre de 2011

DOS RODAJES



Uno breve, el lunes y suave.
Otro ayer, más fuerte.
Dos rodajes en medio de la nada.
Correr por correr.
Entrenar por entrenar.
No se hacerlo de otro modo.

Mi vida se está convirtiendo en una continua y permanente preparación de Maratón.

domingo, 13 de noviembre de 2011

CARRERA MARCA

Esta mañana ha tocado correr en solitario.

De casa a la salida han sido 10.47k a 5.37.

Llego al Bernabéu y en cinco minutos de nuevo a correr.

La carrera es un cuesta abajo poco meritorio. La he hecho en 41,27 minutos, a un ritmo de 4.09. Si es mi MMP pero como es tan cuesta abajo no puedo tomar en consideración esta marca, y menos aún al haberla corrido sin dorsal.

Buenas sensaciones, sensaciones de estar dando un paso adelante. Con calma todo sale mejor.

Pero esto no es Maratón. Es un diez mil mas otro diez mil, es solo un juego, un divertimento, un esperar, un adviento.

Maratón es el deporte de la victoria, la carrera que enjuaga el sufrimiento y lo convierte en felicidad.

COGE TUS VOLADORAS, TU PANTALÓN DE BASKET PREFERIDO Y VAMOS A BADWATER


Curioseando en una entrada del imprescindible blog de Sergio descubro con sorpresa las pintarracas del corredor ganador de la edición 2010.

Camiseta abierta. Son cerca de 24 horas de fricción constante. Qué os voy a contar que no podáis imaginaros, las axilas quedarán como el culo de un mandril.

Los pantalones no son cortos, para nada, joder, ¿serán de táctel?.

Las zapas son las voladoras de Nike. Sí, en una misma frase he unido Voladoras con Nike o sea que de nuevo las comento con un sin palabras. Supongo que serán para apretar bien en los últimos cien metros.

Cuando su esposa le vio salir le diría eso de ¿vas a ir con esa pinta a la carrera?, te falta el quinto de Mahou en la mano y la gorra de Talleres Hnos. Guerrero.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Un rodaje bien ordenado

Salgo a cinco y mucho y el tercer kilómetro ya lo hago a menos de 5. Sigo corriendo rápido, incluso cayó uno a 4.10. Los dos finales de nuevo a  cinco y pico. Menos kilómetros, más satisfactorios, mejor ordenados y buenas sensaciones para animar un nuevo día de entrenamiento.

El promedio es de más de cinco sobre todo por culpa de ir algo más lento que de costumbre en el calentamiento y en el enfriamiento, pero gano en velocidad de los kilómetros centrales.

Los últimos 500m del tramo rápido han sido muy rápidos, corriendo con todo el cuerpo, con sensaciones de fuerza.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Maratón es el deporte de la Victoria. Fartlek 5´.

Los hay rápidos, los hay lentos, los hay machacas de la calidad, los hay que solo hacen rodajes, los hay seguidores obsesivos compulsivos de planes y los hay que lo entienden desde la más absoluta bohemia, los hay de un día, de dos, de tres, de cuatro, de cinco, de seis, de siete, de ocho y hasta de más sesiones semanales, los hay que hacen menos de 100k y los hay que lo superan siempre, los hay que participan solo en 10k para abajo y los hay que solo participan en Maratones o Medio Maratón, y claro, los hay que le dan a todo.


Cuando empecé a correr solo conocía a un corredor y ahora, pasados tres años tengo la suerte privilegiada de conocer a más de 100, unos en persona, otros a través del blog y otros a través de otros corredores. 


Ahora empiezo a comprender la riqueza de este mundo, la diversidad de corredores, sus motivaciones y sus modos de entender este deporte, donde nos une el hecho humano y sencillo de correr y amar lo que hacemos.

Maratón es el deporte de la Victoria.

Esta mañana además de comprarnos un carril bici para nosotros tres hemos hecho el despilfarro del mes y hemos pedido un suplemento de lluvia sin viento, es más cara pero las sensaciones de correr bajo una fina capa de agua templada en la madrugada son inigualables.

Los cambios de ritmo de cinco minutos han sido todo un descubrimiento. Se corre por tiempo y se recorre algo más de un kilómetro, pero la referencia ya no es la distancia. Los tramos rápidos son algo más lentos de lo que sería una serie de mil y la recuperación no es en parado sino que se hace en carrera, que no es el mero trote sino que exige ir algo más ligero.

Al final del entrenamiento me he dado cuenta que hacía mucho tiempo que no terminaba un entrenamiento "con fuerzas y con la sensación de que podía haber hecho algo más". Siempre terminaba a tope y exhausto, con ganas de descansar más que de volver a correr.  Esta vez he terminado con esa sensación de que me quedaba una bala en la recámara, de llegar a casa más entero que de costumbre.


miércoles, 9 de noviembre de 2011

Runneralcaba y Trirajoy.

El martes me senté frente a la tele a ver el debate. Runneralcaba y Trirajoy se enfrentaban.


Uno hacía sus propuestas, que si su plan de entrenamiento tenía como base el fartlek, que si es mejor que las series. El otro defendía que las series son fundamentales y que las tiradas largas debían de ser inferiores a 20k.


Ambos coincidían que el barefoot puede estar bien para determinados corredores.


Uno propuso eliminar el carnet de corredor, el otro quería hacerlo gratuito.


Ambos destacaban que el típico error del corredor es irse de juerga con tres modelos de Victorias Secret el día antes de un Maratón, que sucede a 9 de cada 10 participantes y que muchos populares no consiguen sus marcas por causa de este despiste, que pese a ser común nadie pone remedio.


Así enzarzados en discusiones runners, harto de escuchar noticias de atletismo en la tele a todas horas y carreras televisadas en mañanas, tardes y noches, apagué la tele.


Jó, estos políticos solo saben hablar de atletismo.


El lunes post carrera salí a rodar y experimenté la flexibilidad y sensación de fuerza que deja en el cuerpo un diez mil. No abusé de sensaciones y acorté el rodaje a los 8 kilómetros.

El martes salí con las Reebok Zig, son cómodas pero un poco ladrillo y claro, no van mucho en las series de 2x100-200-300-400. No las hice a tope, dosifiqué en las largas y me dejé ir con los cienes. Ya se correr imprimiendo velocidad de modo equilibrado apoyando ligeramente con los metatarsos. Es un placer sentirse rápido. Soy rápido. Muy rápido.

Hoy he hecho un esfuerzo y he decidido descansar. Hay que poner fin al desorden ordenadamente.

No puedo estar sin objetivos.


domingo, 6 de noviembre de 2011

PROBANDO, PROBANDO

Hace un par de días decidí dejar de correr por un periodo de tiempo amplio.

Unas tres o cuatro horas más tarde me di cuenta que no "tenía que salir a entrenar" en los próximos días y la decisión no me disgustó, pero tenía la duda de si estaba cercano al sobreentrenamiento o simplemente había pasado por una semana de estado muy carencial en el cual mi organismo estaba bajo mínimos.

Esa duda se convirtió en una ebullición de pensamientos en la mañana del sábado.

Por la tarde llamo al colega y le propongo hacer un test sobre el terreno. O sea, un salir de casa, irnos corriendo y participar en una carrera y si quedan ganas pues a volver corriendo.

Ante la perspectiva de pasar por una analisis de sangre, decido reponer energías:
Viernes: cena de pizza, morteruelo a lo bestia y dos cervezas.
Sábado: paella (agitada, no revuelta) y natillas. Mi suegro saca un rioja de diez años que está de muerte, le digo que el vino me da problemas desde el segundo sorbo pero me insiste en que lo pruebe. Le doy dos sorbos y no me da dolor de cabeza, animado por el descubrimiento me tomo cuatro vasos, para desquitarme de tantos años de frustación y dolores de cabeza. Lo del vino lo tomo como una señal del cielo.
Sábado cena: croquetas de setas, ensalada y casi medio kilo de membrillo. Joder cómo estaba el membrillo.

Mola coger peso. Paellaman nunca se fue del todo.

Así, esta mañana he decidido salir a correr para poner zapa sobre asfalto y clarificar cualesquiera dudas acerca de mi estado actual de forma. Que sea el crono quien me diga si la cosa marcha o no y no guiarme solo por las sensaciones que haya podido tener últimamente, que ya sabéis todos que no han sido buenas.

Con esa intención el rodaje inicial transcurre desde Montecarmelo hasta la torre del BBV y me sale un recorrido de 8k a 5.30, suaves y sin más pretensiones que las de llegar a linea de salida enteros, y así fue.

Paro el crono de mi Nike Sport Watch a las nueve menos diez, estiro un par de minutos y lo vuelvo a encender para recorrer los 10k de la Carrera BBVA de la Solidaridad, sin dorsal.

12.000 personas de azul y yo de negro. No es algo que me guste hacer pero mi idea no era la de participar en ninguna competición, aunque así resultara al final.

La carrera la hago en 43.10, justo 3 minutos y 11 segundos más tarde de lo que había previsto hace un par de meses.

Los parciales:

4'14"
4'13"
4'25"
4'00"
4'19"
3'58"
4'20"
5'03"
4'28"
4'10"

Es un buen tiempo, aunque no sea el que tenía previsto para estas alturas.

Me alegra comprobar que no estoy sobreentrenado y que el problema reside en gestionar entrenamientos y descansos con más finura. También tendré que analizar qué entrenamientos son los que no me van bien.

También toca hacer autocrítica y alejarme de estas dos últimas semanas en las que ha habido momentos chungos, ansiedad, stress, disminución brusca de peso, sobrecarga, exceso de kilómetraje y renuncia de objetivos.

La vuelta la hicimos en coche, no era plan de quemarse.

Esta semana continuaré corriendo para terminar de despejar dudas.

viernes, 4 de noviembre de 2011

BAJA FORMA

Después de dos días de descanso he salido a rodar y he sido capaz de decir no a unas series Un Minuto.

El ritmo ha sido de cinco y pico con las sensaciones por los suelos.

He de reconocer que la cosa no funciona y que me va a tocar convivir con la vaca flaca un tiempo.

Trataré de buscar un plan de recuperación, pasaré un tiempo alejado de esto.

Ya volveré.

hasta entonces, salud y kilómetros para todos.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Los caminos hacia el Maratón son insondables.

Primero cuento el final: la cosa no va bien.

Antecedentes: desde el parón de tres días he corrido el jueves un rodaje ligerito (10.32k), el viernes unas series (10.33) el sábado 16.08k, el domingo 20k, descansé el lunes y el martes fueron 24k.

Son 70.73k en 5 sesiones con paupérrimas sensaciones, con ritmos muy bajos y con la extraña sensación que no es cuestión de recuperar con un par de días sino que hay algo más, como que mi cuerpo ya no asimila nada.

Las piernas no van y el cansancio aparece casi desde el principio del entrenamiento y lo que más me llama la atención es que en carrera no recupero nada aunque baje el pistón unos kilómetros, cosa que antes conseguía cada vez que quería.

Me parece que ante "esto" y no quiero hablar aún de sobreentrenamiento, tengo dos opciones, parar por un largo tiempo directamente o bien dejar por el momento los entrenamientos de calidad y rodar, solo rodar.

Hace unos días he renunciado a un Maratón, el que estaba destinado a ser mi mejor carrera. Hoy renuncio a los entrenamientos.

¿Donde dejé mi chandal de táctel?.

Los caminos hacia el Maratón son insondables.