lunes, 2 de noviembre de 2009

FINDE EN BRUJAS Y "ESO" QUE TANTO NOS GUSTA






Bueno,ha habido de todo. El avión llegó a Bruselas con adelanto sobre la hora prevista, alquilé un coche y me puse de camino a Brujas por la autopista. En poco más de hora y media me planté en la ciudad, dejamos el coche en el hotel y nos pusimos a recorrer la ciudad admirando la belleza de sus pasisajes y canales. Una maravilla del gótico (como las hijas de Zapatero) que en otoño hace que se parezca a una ciudad de cuento.

Vale, la cosa pintaba bien y tras Minnewater (Lago del amor) se inicaba un recorrido estupendo para hacer "eso" que tanto nos gusta...

Pues la cosa se fastidió porque desde España me llevé un virus que eclosionó esplendorosamente en tierras flamencas, joderr, lo pasé fatal con tos de perro y mucha fiebre por la noche, y ya por la mañana con una voz de actor porno tremenda.

El sábado lo pasé sin fiebre, y todo el día pensando que me iba a ir de ese sitio sin darle gusto a "eso" que tanto nos gusta..

Por la mañána fuimos a Gante y por la tarde de nuevo en Brujas.

El domingo teníamos previsto pasar la mañana en Brujas, comprar chocolate y antes de volver nos veríamos Bruselas. Lo que es el vicio, "por si acaso" dejé preparado camiseta y zapas para salir pitando de amanecida por si pasaba una noche sin fiebre, y menos mal que así fue: abro un ojo a las 5 am y no me noto fiebre pero la garganta sí que estaba irritada y pienso, "jodido pero sin fiebre" !bien!, aguanto en las cama hasta las 8 y tachin tachan, salgo del hotel con ganas de marcha pero con limitaciones por enfermedad. Al inicio me cruzo con un runner nativo (en tres dias solo via cuatro corredores)y no le digo nada por si acaso me tengo que dar la vuelta pues no sabía cómo iba a responder mi cuerpo. Cruzo la plaza a toda leche, paso por las torres y llegó hasta Minnewater y tomo el camino del canal que bordea la ciudad, voy saliendo y entrando por las calles de la ciudad, todas vacías (los guiris solo son guiris cuando vienen a España), un par de barrenderos y una chica con perrito haciendo footing.

7k en 37´, recorriendo la ciudad y sus canales, que gustazo.

El resto de la mañana de chocolatería en chocolatería, a cada cual más espectacular y ya de vuelta a perderme por Bruselas y a casa.

Finde totalmente recomendable, el paraiso del corredor.

6 comentarios:

  1. No perdonas las carreras ni en los viajes...un autentico corredor. Saludos

    ResponderEliminar
  2. El sitio, las fotos: fantastico...
    Slds

    ResponderEliminar
  3. Espero que hayas disfrutado del viaje. Tomo nota para el futuro. Me alegro que estés ya bastante recuperado.

    Slds

    ResponderEliminar
  4. Como tiene que ser, no hay que dejar pasar un viaje sin hacer turismo corriendo. :-)

    ResponderEliminar
  5. Hace años estuve por allí con la que ahora es mi mujer y me encantó, recuerdo que nos cogió un día de muchísima lluvia.
    Un pero: ¿Y esa foto con ese abrigo "burgués" de color azul? ¿Es un Barbour? No pareces un crack del running sinceramente, tenías que haber ido vestido más en plan Luis Aragonés con un chandal adidas setentero muy apretado :). ¿Quién dijo lo de runners somos siempre? Un saludo,

    ResponderEliminar
  6. Vaya envidia, Viajar es mi segunda afición despues del running....bonito viaje te has pegado y encima te llevas las zapas...chapó amigo.

    Un saludo
    Quique

    ResponderEliminar