lunes, 16 de enero de 2012

Correr cienes y doscientos es sexo, no amor; "be aeróbico my friend"

Estudio de reafirmación personal.


Acabo de revisar los kilometrajes semanales desde el verano hasta hoy y descubro que la última semana con más de 70 kilómetros fue en Octubre, más o menos cuando descarté el Maratón del segundo semestre.

Con los entrenamientos que hago actualmente cada día que pasa me gasto más y más y llego al finde con lo justo, rodando como el culo y necesitando descanso el día siguiente para dar la talla en el entrenamiento del martes. No es dinámica de Maratón. 

La semana no la centra la tirada larga sino los dos días de entrenamiento fraccionado, con un resultado final de que hay más desgaste que mejora y no encuentro progresión. Con el ritmo actual de entrenamiento los 5 días me agotan mucho más que las 7 u 8 sesiones de principios del año pasado. Llego mal a la tirada larga y el volumen se sitúa a duras penas sobre los 60 kilómetros, si es que llega.

Vale, ya tengo identificado el problema.

Se que necesito bajar la intensidad y ganar kilómetros.

También parece que identifico el remedio.

Dando pasos pequeños y prudentes me iré acercando a los kilómetros que necesito. 

Las series han de ser de mil, entre seis y ocho, punto pelota. (lo escribo por reafirmación personal) 

Correr cienes y doscientos es sexo, no amor.

Los fartlek de cinco minutos y sin morir, se tarta de hacer cambios, no son series.

Lo que ocurre de lunes a viernes no son cosas de maratonianos.

El domingo mínimo 20 y a ritmos controlados.

Lo que pasa el domingo es "res maratoniana".

Esta semana nada de corto, un rodaje vivo pero sin quemarme, unas series sin quemarme, unos cambios de ritmo sin quemarme y dos días de descanso antes de competir. 

De ahí a lo que termine saliendo veremos cómo queda la cosa.

15 comentarios:

  1. Este es el camino.
    Me permito acabar como acabas la entrada de hoy: "veremos cómo queda la cosa"

    ResponderEliminar
  2. Tu estudio de reafirmación personal merece un aprobado en la parte teórica... Veremos en el examen pràctico cual es el nivel....

    ResponderEliminar
  3. Más que correcto en todo lo que dices, pero hay que hacerlo; no basta con saberlo; cuando hagas cambios de ritmo han de ser cambios de ritmo, no series explosivas y agotadoras que te dejan como un trapo; te lo digo por experiencia; desde que lo hago así he notado que llego mucho más descansado al día siguiente; la tirada larga del domingo tranquila y relajada, no se trata de ua competición; se trata de eneñarle al cuerpo a correr durante muchos minutos a una velocidad constante, que no rápida; bueno, ya no digo nada más; arriba están los verdaderos maetros del tema; un abrazo, dios del sol.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, me encantan los títulos que le pones a tus entradas; estudiaré el tema y si la economía me lo permite igual hasta te contrato como titulador oficial del gran visir, siempre y cuando el escriba fariseo esté de acuerdo, claro.

    ResponderEliminar
  5. mas series largas (dos o tres miles),menos velocidad y mas rodajes largos, si es que hasta yo sé la teoria...

    aunque claro, conociéndote, comprende que dudemos de tus buenas intenciones

    ResponderEliminar
  6. Ra,
    Hay un tío que te ha robado la contraseña escribiendo una entrada muy rara donde dice que se cansa.

    ResponderEliminar
  7. Es increíble la confianza que tiene la gente en que NO vas a hacer lo que dices.

    Si las series de 100 y 200 son sexo vas camino de la ninfomanía.

    ResponderEliminar
  8. Todo lo que dices es cierto..ahora cumple con ello y deja de hacer sexo...(bueno, sólo de vez en cuando, vale)

    ResponderEliminar
  9. RA, tienes que cerrar la boca a todos los incrédulos que hay en este mundillo. Por dios por dios, cumple.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. El estudio al 100% de acuerdo, a ver si te aguantas sin esos sprints. Como dice Bersuit, un grupo de rock argentino:
    "Coger no es amor
    es mucho mejor"

    ResponderEliminar