viernes, 18 de mayo de 2012

RUNNING DEPENDENCIA: ya no corro sino que cojeo rápido.

Hola, soy corredor y no puedo dejar de correr.

Pero ya no corro sino que cojeo rápido, no es nube africana es inicio de ceguera.

Ayer tarde mal pero bien y esta mañana mal y peor. Yo me entiendo.
Sábado y domingo de parón si quiero al menos volver a salir el lunes, hay munición máximo para tres días. Me siento como un coche de carreras exprimiendo la gasolina en la última vuelta con mil coches detrás a dos pasos.



11 comentarios:

  1. ¿y si dejas el correr y te dedicas a la marcha atletica? Piénsalo, siempre con un pie en el suelo, bueno eso ya lo haces. Es caminar rápido, puedes llegar a ritmos de 5:30. Tu gorrita de propaganda de Coca Cola, mochila con el bocata, y a caminar rápido moviendo caderas a derecha e izquierda. No sería demasiado cambio respecto a tu biomecánica actual al correr y a lo mejor te sienta bien.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ánimo RA!

    ¡Ayer si que nos exprimimos nosotros en la Lunarun!

    ResponderEliminar
  3. A mi me adelantó un tío en Mapoma haciendo marcha ...No sé si eso es mérito suyo demérito mio

    ResponderEliminar
  4. Por lo menos puedes exprimirte, podría ser peor.

    Me imagino el blog si no pudieras desahogarte de vez en cuando... es mentira, no me lo imagino.

    ResponderEliminar
  5. Piensa que siempre puede ser peor. Así no te deprimes.

    ResponderEliminar
  6. macho, te pones en la esquina de una calle con un cartel en donde está escrita tu entrada y te echan dinero por pena. Ánimo

    ResponderEliminar
  7. Mucho ánimo, no desesperes.
    Si te sirve de consuelo llevo semanas con el freno de mano echado a la espera de que me confirmen que tengo las rodillas hechas mierda.

    Salu2
    G

    ResponderEliminar
  8. Siempre hay gente pero; piensa en mí y seguro que levantarás ese ánimo.

    ResponderEliminar
  9. Con retraso, pero es que voy leyendo como tu corriendo.

    Tres días no está mal, siempre que luego los otros cuatro algas algo alternativo como tabatas, exprimelimones y demás lindezas.

    Ánimo que no hay mal que cien años dure, como mucho 99.

    ResponderEliminar