lunes, 23 de marzo de 2020

Coronavirus y maratón. Nos han quitado la línea del horizonte y la han puesto en el portal de casa.





Llevo años intentando llegar corriendo a la linea del horizonte, que es el sueño de todo maratoniano.

Tras el decreto del estado de alarma parece que esa línea la han colocado en el portal de nuestras casas.

Ser maratoniano es una mezcla de edad y juventud, experiencia e inexperiencia, salud y limitaciones, capacidad e incapacidad, valor y temor, fuerza y debilidad, alegría y tristeza, esperanza y frustración. 

Cada vez que el dios del maratón agita la mezcla nos sale un maratoniano único.

Todos somos diferentes, y lo único que nos iguala es la distancia, y nos la han quitado en estos días.

Mi compañero de correr se ha comprado una máquina de correr para aguantar estos días.

Yo no hago nada porque si la linea del horizonte no está al lado del infinito no me vale nada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario