viernes, 22 de noviembre de 2013

Tendinosis, tercera semana de Walker, a tiro de piedra. Y abogado de grupo heavy.

Recapitulando. Me operé de una tendinosis del talón de aquiles el 17 de Octubre que me tiene del modo de vida maratoniano desde que acabé el Maratón de Madrid de 2.012.

Recuerdo lo que pensaba en aquella semana de pre-maratón, creia que si no forzaba mucho podía correr un buen maratón, me operaria y que los tres meses de reposo tras la operación me dejarían como nuevo de mis achaques. El lunes siguiente al Maratón sali a correr, los días sucesivos también y de modo desaforado pues la perspectiva sedentaria de la recuperación me impedía quedarme en casa. Salí y corrí mucho, tanto que en cuajé mi desgracia en un 2x6000 a 4 y poco, descalzo y por la orilla del mar, más por el agua que por la arena, pensando que esta cajita de cristal comprada en un chino era invencible y de hierro forjado.

La operación de hernia al final fue lo de menos pues antes de volver a correr ya necesite de una inyección de corticoides en el aquiles. La primera me dio para coger algo de forma en Agosto hasta que un día ventialgo me sacudió un pequeño latigazo en el aquiles. Yo ignorante de la fisiología humana, pensaba que era malo pero recuperable, pero ese punto fue de inflexión hacia peor, todo a peor. Al llegar a Madrid me puse otra inyección de corticoides y esta vez no me hizo nada de efecto. Corría y me dolía, pero al calentar desaparecía algo pero al cabo de los días la parte de dolor cada vez era más permanente y ocupaba la mayor parte del rodaje. No quiero nombrar lo de la rodilla porque ese es un capítulo que guardo para más adelante pero los dolores venían de demasiados lados y demasiado fuertes. ¡Jiuston tengo un poema¡. 

Al final casi como en el juego de la oca, salí de la hernia y me metí en la tendinosis, empecé a descansar entre rodajes, cada vez más tiempo hasta el punto que los lapsos fueron inmensos y las vueltas a la carrera igual de dolorosas. Un día comenzó a dolerme jugando al fútbol con mi hijo en el parque, andando, subiendo escalones, fin de la vida normal.

Desde Marzo mi GPS no guarda recuerdos, desmemoriado y sin energía duerme en un cajón.

Vi el Maratón de Madrid en blanco y negro tras una valla lateral.
Y lo eché profundamente de menos.

En Julio el traumatólogo intentó sacarme de ahí con un tratamiento de factores de crecimiento, sangre llamando a tendón, sangre llamando a tendón ... sin señal. Ni con tres semanas de Walker incluidas.

Lo inevitable llegó el 17 de Octubre, operado, rajado y grapado. Dos días después desgrapado, pero escayolado por tres semanas sin apoyo. En todos los sentidos. Tras esto otras tres de Walker, de las cuales ya han transcurrido dos. Con walker ha sido apoyando, que es mejor.

Queda una semana, siete días. Y empezaré la rehabilitación.

Las pocas veces que he apoyado el pie sin Walker no he notado dolor de tendinitis pero lo tengo aún muy grueso. Donde antes estaba un aquiles longitudinalmente bien definido ahora noto una pata de elefante hinchada. Cuando impulso siento que no me pinza el dolor en la zona media del aquiles pero es como si tuviera menos recorrido y me tirara del gemelo en su parte superior. No me atrevo a estirar del todo si no es en presencia de un fisio recuperador y no he comprobado del todo la situación real del talón.

Queda una semana para dar otro paso.

Nota de color: desde hace unos días cuando me levanto por las mañanas se me encasquillan dos dedos de la mano izquierda, pienso que por culpa de las muletas y voy con la mano como si saliera de un concierto de rock. Esto es lo curioso, me está sucediendo en esta semana en la que por primera vez en mi vida represento legalmente a un grupo de heavy metal, tal cual, soy un metal lawyer. Su Señoría, con la venia ... mi rollo es el rock.

11 comentarios:

  1. A la recuperación hay que darle su tiempo. Desde aquí te deseo que se solucione y que cuando proceda puedas volver a correr, si no como antes, sí correr y encontrar la paz que este deporte nos da.

    Lo de abogado de grupo "jevi" es la bomba. Eso necesitaría un blog paralelo. Ahora te vas a codear con la primera división del "jevi" nacional y con personajes ilustres como Hilario y su partido del Metal. Cuidado con las tonterías que en ese mundo no entienden a razones, si les haces perder un caso a lo mejor acabas con un ladrillazo en la cabeza. U Rock.

    ResponderEliminar
  2. Cuando me llama al móvil dice eso de "passssa tron".

    ResponderEliminar
  3. Las reuniones de negocios son en baretos, no?

    ResponderEliminar
  4. Te deseo lo mejor en esa recuperación.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Sinceramente espero que estés viendo la luz al final del túnel. Yo también llevo mucho tiempo arrastrando una tendinosis y se lo mal que se pasa. La verdad es que me ha llamado la atención varias cosas que has comentado.

    No se quien te recomendó las infiltraciones de corticoides, pero no son la solución para una tendinosis. Te quitan el dolor durante un tiempo, pero no curan. El dolor vuelve e incluso puede degenerar el tendón. El tratamiento tradicional es la crioterapia y los ejercicios excéntricos. Es un proceso lento, de muchos meses. Actualmente existen nuevas terapias como la EPI o los factores de crecimiento, que en algunos casos logran acortar el proceso de recuperación, pero es un complemento a la crioterapia y los ejercicios excéntricos.

    Por otro lado leo: tendón de aquiles, rodilla, hernia... Demasiadas dolencias en sitios distintos. Primero que nada te recomendaría un buen estudio biomecánico para descartar algún desequilibrio que esté causando tantas dolencias. En Madrid el más famiso es Gonzalez de La Rubia. Una vez descartado un problema biomecánico lo ideal sería llevar un planning progresivo de fortalecimiento para evitar futuras lesiones.

    Espero que te sirva de algo.

    ResponderEliminar
  6. Se me olvidó comentar que sólo recomendaría operar una tendinosis en el caso de que haya una rotura del tendón o que haya que limar el hueso. Supongo que este segundo caso es el tuyo.

    Ánimo!

    ResponderEliminar
  7. Qué fuerte..!!! Jaajaa....Pásame un MP3 del grupo..!!

    ResponderEliminar
  8. RA. No hay mal que cien años dure.

    Viva el jevi metal.

    ResponderEliminar
  9. Ra, te devuelvo la visita. Vaya pedazo de operación. Te deseo mucho, mucho animo que de todo se sale con voluntad y ganas. Un abrazo.

    PS: Tienes una foto de primer plano de mi amigo Javi Sanz saliendo en el maratón de Madrid. Se la voy a mandar citando el origen.

    ResponderEliminar
  10. Dale el debido tiempo a la recuperación, la Maratón siempre te estará esperando.

    Mola lo de Metal lawyer.

    ResponderEliminar